By Didier Morales

Navegar por el mundo del dating –o sea, seguir saliendo sin perder la esperanza–, es una aventura en la que nos topamos con diferentes personajes que comprueban clichés que nunca imaginamos fueran verdad.

Sin embargo, las movidas aguas del mar de citas, nos proporcionan una expedición interesantísima y divertida en la que conocemos diferentes tipos de hombres que si bien, no terminan siendo nuestro objeto máximo de deseo, son fuente de anécdotas buenísimas que nos van ayudando a definir lo que queremos y lo que no.

El hater

Se rehúsa a seguir las convenciones impuestas por esta sociedad capitalista, consumista y adicta a las redes sociales (no tiene Facebook y su cuenta de Instagram son puras fotos borrosas o “conceptuales”). Nada está bien, ni siquiera la última película de culto. Cuando es tan sangrón que Morrisey se queda corto, las citas se vuelven demasiado aburridas.

Needy-posesivo

Han salido UNA vez y a la primera que no le contestas un mensaje, arrancan los dramas y reclamos. O también está el tipo que te manda más mensajes que tu mamá. Que sea atento es lindo, pero los extremos son sofocantes. Si no le baja, tal vez sea muy demandante salir más con él.

El proveedor

Tal vez sea culpa del ejemplo que Carrie Bradshaw nos dio: buscar un Mr. Big que nos lleve (y pague) cenas en lujosos restaurantes, nos compre zapatos Jimmy Choo y regale joyas que valen 5 veces más que tu humilde pulsera de hilitos cada que comete un error. Pero, ¡estamos en 2017! Esas acciones quedaron en el pasado; en primera, ningún hombre debe estar obligado a pagarte todo pues hay que ser equitativos; en segunda, esta puede ser una señal no muy buena ya que en ocasiones, puede haber casos extremos en los que el hombre asuma que tiene cierta injerencia sobre tus decisiones debido a ello. Algo que obviamente aterraría a cualquiera.

El siempre uno más que tú

Si le cuentas que te ganaste un refresco gratis en el gansito, él te va a responder que se ganó dos. No importa el tema, siempre encontrará la manera de superar tu logro o anécdota. Y ni le preguntes sobre su trabajo, porque entonces pasarás 2 horas escuchando sobre sus miles de logros y medallas.

El cómico insensible

Cada que sales con él parece que estás presenciando uno de los mejores stand-ups cómicos de la vida, pues sus chistes son tan buenos que te duele el estómago de tanto reír. Pero… después de varias citas no logras que abra la puerta de su corazón y cualquier tema un poco más íntimo o emocional, lo convierte en un chiste.

Bad boy

¡Sí existen! Así tal cual como Jess de Gilmore Girls, con chamarra de piel, un auto clásico; músico o misterioso intelectual. Seamos honestas, ¡nos encantan! Pero, la mayoría de las veces estos seres son tan complicados que llevar la relación a otro nivel (si eso es lo que quieres) puede ser complicado. Si lo que buscas es diversión, puede que sea justo lo que el doctor recomendó.

“Para encontrar al chico perfecto, la personalidad es tan importante como el físico. Hallar a alguien afín, que tenga las características, gustos y estilo a tu medida es, en realidad, sencillo”, asegura Rocío Cardosa, Project Manager de AdoptaUnChico. “Pero es cuando comienzan a interactuar que la verdadera magia (o la desgracia) sale a relucir, pues, lo que realmente define si una mujer considera a un chico como el ideal implica ciertos patrones que pueden ahuyentarlas definitivamente”, concluye.

SOBRE ADOPTA UN CHICO

Fundada por los emprendedores franceses Manuel Conejo y Florent Steiner, AdoptaUnChico ha seducido ya a más de 15 millones de personas en todo el mundo, contando con el mismo número de mujeres y de hombres entre sus usuarios. Con un concepto simple como la clave de su éxito, basado en la inversión de roles, la marca continúa su desarrollo internacional en diez países y en dos continentes, manteniéndose femenina, anticonvencional y un tanto transgresora. La versión mexicana fue lanzada en diciembre de 2013.

Instagram: @DidierMoralesM
Twitter: @didiermorales